Posteado por: conformeadios | julio 12, 2011

Azazel

   
AZAZEL

Macho cabrio


La palabra Azazel figura cuatro veces en la biblia, todas ellas en el registro de las disposiciones reglamentarias relacionadas con el día de expiación anual (Le 16:8, 10, 26)

La etimología de esta palabra es objeto de discusión. Si nos atenemos a la grafía del texto masorético hebreo, ‘aza’zel  parece ser una combinación de dos palabras cuyo significados son macho cabrío y desaparecer, de ahí macho cabrío que desaparece. Según otra derivación etimológica propuesta, basada en la opinión de que hay en la palabra una transposición de dos consonantes, significa fuerza de Dios. La Vulgata latina traduce el vocablo hebreo como caper emisarius, es decir macho cabrio emisario, mientras que la expresión griega que aparece en la Septuaginta significa que se lleva (aparta) los males.

En el día de expiación, el sumo sacerdote tomaba dos machos cabríos (cabritos) de la asamblea de los hijos de Israel, y después de echar suertes, uno de ellos se designaba para Jehová y el otro, para Azazel.

Una vez sacrificado un toro a favor del sumo sacerdote y su casa (seguramente todos los levitas), se sacrificaba el macho cabrío para Jehová como ofrenda por los pecados. Sin embargo, el que se apartaba para Azazel se conservaba con vida delante de Jehová para hacer expiación por el, a fin de enviarlo para Azazel al desierto. (Le 16:5, 7-10)

Ya que la vida esta en la sangre (Le 17:11) la sangre vertida del macho cabrío para Jehová, sacrificado poco antes como ofrenda por los pecados, le confería facultad expiatoria al macho cabrío para Azazel. Así, el valor de la sangre o de la vida de aquel se transfería al macho cabrío vivo para Azazel, de modo que aunque el sacerdote no lo sacrificaba, el animal llevaba sobre si merito expiatorio, o el valor de la vida que procedía del otro animal.  El que se le presentara delante de Jehová debió indicar que El aprobaba esta transferencia de facultad expiatoria. Existía en la ley un procedimiento semejante, relacionado con la limpieza ceremonial de un israelita que era curado de lepra o de una casa que quedaba limpia de la misma enfermedad; se mojaba un pájaro vivo en la sangre de otro al que previamente se había dado muerte, y entonces se le echaba a volar, lo que representaba que se llevaba consigo el pecado. (Le 14:1-8; 49-53)

 

Los dos machos cabríos debían de ser sin tacha y lo mas parecidos posible. Antes de que se echaran las suertes sobre ellos, ambos tenían la posibilidad de ser el macho escogido para Jehová.

Después de sacrificar el macho cabrío para Jehová, el sumo sacerdote ponía las manos sobre la cabeza del otro y confesaba sobre el los errores del todo el pueblo. Seguidamente se le enviaba al desierto conducido por un hombre preparado para ello. (Le 16:20-22) De esa manera, el macho cabrío para Azazel llevaba sobre si, en sentido figurado, los pecados del pueblo de todo un ano, y desaparecía con ellos en el desierto.

A ambos animales se les consideraba una sola ofrenda por el pecado. (Le 16:5) Parece que se usaban dos con el objeto de resaltar lo que conseguía esta provisión para la expiación de los pecados del pueblo; el primero se sacrificaba pero el segundo, al llevar consigo a un lugar distante en el desierto los pecados confesados del pueblo, realzaba de manera especial el perdón que Jehová concedía a los que se arrepentían. A este respecto, el Salmo 103:12 asegura: “Tan lejos como esta el naciente del poniente, así de lejos ha puesto de nosotros nuestras transgresiones.

Tal como explica el apóstol Pablo, el que Jesús sacrificara su vida humana perfecta como expiación por los pecados de la humanidad logro infinitamente mucho mas que lo que se había conseguido con la sangre de toros y de machos cabríos. (Heb 10:4, 11, 12) Por lo tanto sirvió de victima expiatoria, cargo con nuestras dolencias y se le estuvo traspasando por nuestra transgresión (Isa 53:4; Mt 8:17; 1ª Pe 2:24)

El cargo con los pecados de todos los que ejercen fe en el valor de su sacrificio y así a materializado la provisión de Dios para desterrar por completo el pecado. De estas diversas maneras, el macho cabrío para Azazel represento el sacrificio de Jesucristo.

                                                                    QUE JEHOVÁ LO BENDIGA

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 84 seguidores

%d personas les gusta esto: