Posteado por: conformeadios | julio 16, 2011

Samuel el profeta

SAMUEL

 (Nombre de Dios)

                                                      

Destacado profeta (Hch3:24; 13:20) al que tradicionalmente se atribuye la escritura de los libros bíblicos de Jueces, Rut y parte de 1ª de Samuel. (Compárese con 1ª Sa 10:25; 1ª Cr 29:29). Su padre, Elquana, era un levita de la familia no sacerdotal de Qohat (1ª Cr6:27, 28, 33-38). Samuel tuvo tres hermanos y dos hermanas carnales. (1ª Sa 2:21)

Como Ana había prometido antes de concebir a su hijo que lo daría al servicio de Jehová como nazareo (1ª Sa 1:11) llevo a Samuel al tabernáculo de Silo una vez destetado       (quizás, como mínimo a la edad de tres anos; compárese con 2ª Cr 31:16), donde lo dejo al cuidado del sumo sacerdote Eli. (1ª Sa 1:24-28).  A medida que crecía, Samuel se hacia mas agradable tanto desde el punto de vista de Jehová como del de los hombres. (1ª Sa 2:26)

     Llega a ser profeta a una edad temprana.

Por la noche Samuel dormía en el templo de Jehová donde estaba el arca de Dios, y parece ser que su primera asignación por la mañana era abrir las puertas de la casa de Jehová. (1ª Sa 3:3, 15) Obviamente la palabra donde estaba el Arca de Jehová aplicaba al recinto del tabernáculo, y no debe interpretarse por ello que Samuel dormía en el Santísimo. Como levita qohatita no sacerdotal no tenía derecho a ver el Arca ni el mobiliario sagrado que había dentro del santuario. (Nu 4:17-20) La única parte de la casa de Jehová a la que tenía acceso era el patio del tabernáculo. Por lo tanto, debieron ser las puertas que conducían al patio las que abría, y es posible que fuese allí donde dormía. Durante el periodo en que el tabernáculo estuvo ubicado permanentemente en Silo, es probable que se levantasen unos anexos, uno de los cuales pudo haber servido de dormitorio para Samuel.

Una noche, después de haberse retirado, Samuel oyó una voz que le llamaba por su nombre. Imaginando que le hablaba el sumo sacerdote Eli, corrió a verle.         Después de ocurrir lo mismo tres veces, Eli discernió que Jehová estaba llamando a Samuel, y le dio instrucciones sobre que hacer. Luego Jehová le hizo saber a Samuel su juicio contra la casa de Eli. Temeroso, Samuel no quería darle ninguna información concerniente ala palabra de Jehová, hasta que Eli le pidió que lo hiciese. Así empezó la obra profética de Samuel, y con el tiempo todo Israel se dio cuenta de que era en verdad el profeta de Jehová. (1ª Sa 3:2-21)

    Conduce a Israel a la adoración verdadera.

Veinte anos mas tarde, los israelitas abandonaron la adoración idolátrica y se pusieron a servir únicamente a Jehová, debido a la exhortación de Samuel. Posteriormente, Samuel reunió a los israelitas en Mizpa. Los filisteos se aprovecharon de la situación para invadir la tierra. Temerosos, los hijos de Israel le pidieron a Samuel que invocase a Jehová por ayuda. Samuel lo hizo, y además ofreció un cordero lechal en sacrificio. (1ª Sa 7:2-9). Por supuesto como levita qohatita no sacerdotal, Samuel no estaba autorizado para oficiar en el altar del santuario (Nu18:2, 3, 6, 7), y no hay registro de que alguna vez lo hiciese. Sin embargo, como representante de Jehová y profeta, podía ofrecer sacrificio en otros lugares si así se lo indicaba Dios, como hicieron Gedeón (Jue 6:25-28) y Elías. (1ª Re 18:36-38)

La respuesta de Jehová a la oración de Samuel causo confusión entre los filisteos, lo que permitió que los israelitas obtuvieran una victoria decisiva. Para conmemorar este hecho, Samuel erigió una piedra ente Mizpa y Jesana, a la que llamo Ebenezer (que significa piedra de ayuda) (1ª Sa 7:10-12). Seguramente Samuel aparto parte del botín de esta guerra y de otras como cosas santas para el mantenimiento del tabernáculo (1ª Cr 26:27, 28)

Los días de Samuel se caracterizaron, por un lado, por el hecho de que los filisteos sufrieron mas reveses (1ª Sa 7:13, 14) y, por otro lado por las sobresalientes celebraciones de la Pascua que hubo (2ª Cr35:18) Parece ser que Samuel también organizo algún programa para los porteros levitas que quizás sirvió de base para la organización de David. (1ª Cr 9:22) Desde su casa en Rama, en la región montañosa de Efraín, Samuel hacia anualmente el circuito de Betel Guilgal y Mizpa, juzgando a Israel en esos lugares. (1ª Sa 7:15-17) Nunca abuso de su posición, y su registro fue sin tacha. (1ª Sa 12:2-5) Sin embargo sus hijos, Joel y Abias, pervertían el juicio. (1ª Sa 8:2, 3).

    Unge a Saúl por rey

La infidelidad de los hijos de Samuel, unida a la amenaza de guerra con los ammonitas, impulso a los ancianos de Israel a solicitar a Samuel que nombrara a un rey sobre ellos. (1ª Sa 8:4, 5; 21:12) La respuesta de Jehová a la oración de Samuel fue que, si bien la petición del pueblo mostraba falta de fe en la gobernación de Jehová, el profeta deba acceder a ello y advertirles de lo que implicaba el debido derecho del rey. Aunque Samuel les informo que la monarquía resultaría en la perdida de ciertas libertades, insistieron en tener un rey. Después que Samuel despidió a los hombres de Israel, Jehová dirigió los asuntos para que Samuel ungiese rey al benjamita Saúl. (1ª Sa 8:6-10:1) Mas tarde, Samuel hizo que los israelitas se congregaran en Mizpa, y allí se designo como rey a Saúl mediante suertes. (1ª Sa 10:17-24)Samuel se refirió de nuevo al derecho que le correspondía al rey, y lo hizo constar por escrito. (1 Sa 10:25)

Después de la victoria de Saúl sobre los ammonitas, Samuel hizo que los israelitas se reunieran en Guilgal para volver a confirmar la realeza. En esta ocasión, repaso su propio registro, así como la historia pasada de Israel, y le mostro que tanto el rey como el pueblo tenían que obedecer a Jehová para que pusiesen contar con la aprobación divina. A fin de grabar en ellos la seriedad de haber rechazado a Jehová como rey, Samuel oro para que hubiese una tormenta de lluvia y truenos fuera de temporada. La respuesta de Jehová a esa petición hizo que el pueblo reconociese su transgresión. (1Sa 11:14-12:25)

Posteriormente, Samuel tuvo que censurar en dos ocasiones a Saúl por desobedecer la dirección divina. En la primera le anuncio que su reinado no duraría debido a su presuntuosa precipitación al hacer un sacrificio       y no  esperar como se le había ordenado. (1Sa 13:1014). El rechazo de Saúl como rey fue el segundo mensaje condenatorio que Samuel le entrego  en nombre de Jehová, por haber desobedecido y conservar vivo al rey Agag, y a continuación se puso a tajarle en pedazos  delante de Jehová en Guilgal. (1 Sa 15:10-33).

    Unge a David

Después que los dos hombres se separaron no volvieron a tener más relación. No obstante, Samuel se puso de Duelo por Saúl. Jehová Dios interrumpió ese periodo de duelo cuando lo comisiono para que fuese a Belén a ungir a uno de los hijos de Jese por futuro rey de Israel. Para evitar cualquier sospecha de Saúl que pudiese resultar en la muerte de Samuel, Jehová hizo que este llevase una vaca para sacrificarla. Tal vez por temor de que Samuel hubiese ido para reprender o castigar algún mal, los ancianos de Belén se pusieron a temblar. Samuel les aseguro que su visita significaba paz, y luego dispuso que Jese y sus hijos participasen en la comidas sacrificatoria. Impresionado por la apariencia de Eliab, el primogénito de Jese, supuso que debía ser el escogido de Jehová para reinar. Pero Jehová no haba escogido ni a Eliab ni a ninguno de los otros seis hijos de Jese presentes. De modo que ante la insistencia de Samuel, llamaron a David, el hijo más joven, que estaba apacentando las ovejas, y Samuel lo ungió       en medio de sus hermanos. (1Sa 15:34-16:13)

Mas tarde, después que el rey Saúl atento carias veces contra David, este huyo a Samuel en Rama. Luego ambos fueron a Nayot, donde David permaneció hasta que Saúl, fue personalmente a buscarlo. (1Sa 19:18-20:1). Durante el tiempo en que David estaba todavía bajo restricción debido a Saúl, murió Samuel; y todo Israel procedió a juntarse y a plañirlo y a enterrarlo en su casa en Rama. (1 Sa 25:1) Por consiguiente, Samuel murió como un siervo aprobado de Jehová Dios después de una vida de servicio fiel. (Sl 99:6; Jer 15:1; Heb 11:32) Había demostrado persistencia en cumplir con su comisión (1 Sa 16:6, 11) devoción a la adoración verdadera (1Sa 7:3-6) y honradez en sus tratos (1Sa 12:3), así como valor y firmeza en anunciar y apoyar los juicios de Jehová y sus decisiones. (1Sa 10:24; 13:13; 15:32,33)

   Autenticidad del libro de Samuel

La autenticidad de los libros de Samuel esta bien demostrada. El propio Cristo Jesús cito el incidente registrado en 1 Sa 21:3-6 en el que David recibió el pan de la proposición del sacerdote Ahimelec, cuando refuto una objeción presentada por los fariseos. (Mt 12:1-4) En la sinagoga de Antioquia de Pisidia, el apóstol Pablo cito de 1 Sa 13:14 mientras repasaba brevemente la historia de Israel. (Hch 13:20-22) En su carta a los Romanos este apóstol uso las palabras de David que se hallan tanto en 2 Sa 22:50 como en el Salmo 18:49, para probar que el ministerio de Cristo a los judíos confirmo las promesas de Dios y dio base a los no judíos para que glorificaran a Dios por su misericordia (Ro 15:8, 9) En Hebreos se citan las palabras de Jehová a David registradas en 2 Samuel 7:14 y se aplican a Cristo Jesús, mostrando así que David fue un tipo profético del Mesías.

El registro esta en completa armonía con el resto de las Escrituras. Esto se percibe especialmente cuando se examinan los Salmos, muchos de los cuales se esclarecen con el contenido de los libros de Samuel. El que el rey Saúl enviase mensajeros para vigilar la casa de David a fin de matarlo sirve de fondo para el Salmo 59, (1 Sa 19:11) Las experiencias de David en Gat, donde se hizo pasar por loco para escapara de la muerte, se mencionan en los Salmos 34 y 56 (1Sa 21:10-15; el nombre Abimelec que aparece en el encabezamiento del Salmo 34 debe considerarse un titulo del rey Akis.) El Salmo 142 posiblemente refleja los pensamientos de David mientras se escondía de Saúl en la cueva de Adulam.(1Sa 22:1) o en la cueva del desierto de En-guedi. (1Sa 24: 1, 3) Ese también puede ser el caso del Salmo 57 Sin embargo, la comparación entre el Salmo 57:6 y 1 Samuel 24:2-4 parece apoyar la idea de que se trataba de la cueva del desierto de En-guedi, porque fue allí donde Saúl cayo en la trampa que le había tendido a David.

El Salmo 52 tiene que ver con el proceder de Doeg cuando informo a Saúl acerca de los tratos de David con Ahimelec. (1Sa 22:9, 10) La acción de los zifeos de revelar el paradero de David al rey Saúl proveyó la base para el Salmo 54 (1Sa 23:19) El Salmo 2 parece aludir a los esfuerzos de los filisteos por destronar a David después que este capturo la fortaleza de Sion. (2Sa 5:17-25) Las dificultades con los edomitas durante la guerra con Hadadezer es el tema del Salmo 60. (2Sa 8:3,13, 14) El Salmo 51 es una oración en la que David implora perdón por su pecado con Bat-seba. (2Sa 11:2-15; 12:1-14) El que David huyera de su hijo Absalón proporciona la base para el Salmo 3 (2Sa15:12-17) El  salmo 7 posiblemente halla su marco histórico en la maldición de Simei a David. (2Sa 16:5-8) El Salmo 30 puede que haga alusión a los acontecimientos relacionados con el que David erigiese un altar en la era de Aruna. El Salmo 18 tiene un paralelo con 2Sa 22 y esta relacionado con el que Jehová librase a David de Saúl y de otros enemigos.

                                                           QUE JEHOVÁ LO BENDIGA

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 84 seguidores

%d personas les gusta esto: